Escrito Lema 2018
Amados Hnos.
Que el Todopoderoso les continúe bendiciendo.

Deseo que nos concentremos en el lema de Este Año 2018 “RECTITUD”

Salmos 25:8-10 Bueno y recto es YEHOVAH; Por tanto, el enseñara a los pecadores el camino. 9) Encamina a los humildes por el Juicio, Y enseñará a los mansos su carrera. 10) Todas las sendas de YEHOVAH son misericordia y verdad, Para los que guardan Su pacto y Sus testimonios.

¿Qué quiere decir la palabra Rectitud? Estado en el que existe una correcta relación entre el hombre y Elohim, dentro de los límites de la comprensión finita de la voluntad y del propósito divino.

Meditemos en estas palabras:
En 1 Crónicas 29:17 David le recuerda a su hijo Salomón lo importante que es para YEHOVAH el vivir una vida de rectitud. “Yo sé, Elohim mío, que tu escudriñas los corazones, y que la rectitud te agrada; por eso yo con rectitud de mi corazón voluntariamente te he ofrecido todo esto, y ahora he visto con alegría que tu pueblo, reunido aquí ahora ha dado para ti espontáneamente.

Aquí está el elemento importante que determina la validez de lo que hacemos, “corazón recto”. Este es otro elemento que se une al amor sin el cual nada de lo que hacemos tiene valor delante de Elohim (1 Co. 13:1-3) y a la fe sin la cual todo lo que hacemos tiene valor (He. 11:6). Este aspecto del corazón recto, íntegro, perfecto, santo y puro es más abarcador, porque en el corazón están los pensamientos, los sentimientos y se toman las decisiones, el amor, la fe, y estos dos últimos son expresiones de lo que hay en el corazón. En fin, podemos unir los tres aspectos, porque hay un cuarto elemento que viene a ser como sinónimo, y es la santidad, “sin santidad nadie vera al Señor”.

David le dice a su hijo Salomón, una cosa debes cuidar, una cosa debes guardar, una cosa debes mantener apartada de lo que no agrada a Elohim, el corazón, porque del mano la vida. Pero ese corazón debe ser recto, temeroso de Elohim, apartado para las cosas sagradas, obedientes a la voz de YEHOVAH y dedicado solo para hacer la voluntad de aquel que lo eligió rey. David expresa gratitud al Todopoderoso por haber escogido a su hijo Salomón para dar posteridad al reino (cap.28:4-7). Ante tan soberana elección, Salomón debe cumplir uno de los requisitos de un rey, regirse a la voluntad del que lo eligió, teniendo una copia de Su Torah (instrucciones), leyéndola cada día, y sometiéndose y viviéndola cada día ante el pueblo (Dt. 17:14-20): reconociendo a YEHOVAH como su único Elohim y sirviéndole con corazón recto.

Quiere decir que El Eterno no está empeñado en ver todo lo que hacemos para él, las grandes cosas que hacemos para él, las muchas actividades en que estuvimos involucrados, los muchos ministerios que realizamos, la gran cantidad de personas que dirigimos, y todas las hazañas que hicimos con tal de ganar la batalla. Nuestro Padre Celestial no se impresiona por las muchas mañanas que te levantaste para orar, ni por las veces que leíste la Escritura, ni por los muchos evangelismos que hiciste, ni por las veces que predicaste o enseñaste o cantaste. Él no puede ser engañado, pues si tú hiciste todo lo anterior mientras tu corazón no era recto, de nada te sirve, nada se te reconocerá porque en nada agradaste a YEHOVAH. La Escritura dice que Salomón llego a ser el rey más sabio y más grande de todos los tiempos, con todo, no todo será recompensado y reconocido como cosas buenas y agradables al Padre, solo aquello que hizo con corazón recto, santo, temeroso, y apartado del mal.

Cuan equivocados estamos al creer que por estar en los mejores puestos de liderazgo o por participar en todos los ministerios, o por ser la persona número uno de la iglesia o de quien depende muchas personas, o por ser la persona más admirada, Dios te aplaudirá, te premiará y te felicitará. Estoy seguro de que cuando estemos frente a nuestro Salvador, en el tribunal de Yeshúa (Jesús), donde cada creyente será examinado para ser recompensado por las cosas buenas que hizo en la tierra mientras tenía un corazón recto y santo, nos llevaremos tremendas sorpresas. Es probable que aquellas personas más sencillas, humildes, que aparentemente, casi nada hacían en la congregación, pero lo poco que hacían, lo hacían con un corazón santo, limpio, recto, temeroso, apartado, íntegro; serán recomenzadas con más galardones que aquellos que se consideraban el número uno en todo.

En fin, mis amados Pastores, no es la cantidad lo que sorprende a Dios sino la calidad con que se hacen las cosas. Aunque, no debemos descartar que haya personas escogidas y dotadas por el Todopoderoso que no solo tuvieron o tienen un corazón puro, recto, sincero, íntegro, y honesto con que hacen las cosas, sino que Elohim los ha puesto en lugares de influencia, impacto, liderazgo, y no se apartan de ser fieles y leales a Padre hasta la misma muerte. Esto es lo que yo llamo, un modelo a imitar. Cuando tu veas a una persona que ama, respeta, y es fiel a YEHOVAH en todo, y que cada cosa que hace lo hace con corazón recto, perfecto, temeroso y apartado del mal, a esa persona imitad, porque esta persona está imitando a Yeshúa Hamashiach. (Jesús el Mesías-Jesucristo).

El Apóstol Pablo, es la única persona que se atrevió a decir que podía ser imitado porque él imitaba a Yeshúa. Es más, el mismo apóstol dijo, he “imitad a los que se conducen” de buena manera, o sea con corazón recto. Pregunto, ya para terminar, ¿Cómo está tu corazón? Con honestidad, respóndeme ahora, ¿es recto tu corazón delante de Mi Padre celestial al punto que cada cosa que haces agradas a Elohim? La rectitud es lo que agrada al Eterno, porque cuando se ama a YEHOVAH con un corazón recto se da voluntariamente todo a Él (29:16). ¿Qué área de tu vida no le has dado a mi Señor todavía? ¿Si tu corazón no está recto delante de YEHOVAH, recuerda, todo lo que haces por muy grande e importante que sea, carece de valor si no se hace con rectitud?

Recordemos que lo que debe ser recto delante de Elohim son los pensamientos, los sentimientos y las decisiones (mente, alma y voluntad) y si no lo está, Pablo dice, “despojémonos del hombre viejo” “revistámonos del hombre nuevo, el hombre interior”. Tú tomas la decisión sobre la clase de corazón que desea tener….

Meditemos en estas palabras; y que este año nos determinemos a hacer la diferencia en nuestras congregaciones y honremos y vivamos vidas RECTAS.

Que el Eterno les llene de muchas bendiciones.